miércoles, 6 de septiembre de 2017

Un poema de Magma, de João Guimarães Rosa

Autor de la novela Gran Sertón: Veredas debería figurar como una de las cumbres de la literatura latinoamericana del siglo XX, João Guimarães Rosa (1908-1967) es mejor conocido por su obra narrativa, aunque inició su carrera literaria como un poeta. Magma fue su primer y único poemario –premiado en 1936– que se mantuvo inédito hasta 1997, tres décadas después de la muerte del autor. A diferencia del movimiento vanguardista de São Paulo, prioritariamente urbano, Guimarães Rosa perteneció a ese grupo que mostró la pobreza de las zonas rurales del noreste brasileño como una cara de la Modernidad que la vanguardia tradicional no abordaba. En Magma encontramos la tensión entre simbolismo y vanguardia, entre esteticismo y representación, que dará pie a la prosa de sus mejores páginas narrativas. En el caso de "Boyada", además, encontramos una anécdota que anticipa las de sus grandes relatos.  
 
Origen de la foto: http://brasilescola.uol.com.br/literatura/guimaraes-rosa.htm

"Boyada"
[Traducción de Agustín Abreu Cornelio]
–"¡Hala, buey!... ¡Hala, buey!..."
Es ganado flaco,
es ganado bravo
que viene del sertón.
Y los cascos pesados,
atropellados,
martillan el suelo
en la apertura sin fin
del altiplano del Urucuyá...

–"¡Buena boyada!..."
Caderas salientes,
costillas expuestas,
cuernos filosos de cerrados,1
horno de sol... polvareda roja...
Ubres marchitas,
jorobas angulosas,
gritos, mujidos,
vagido sudoroso,
sangre de aguijonazos,
muchas bestias...
–"¡Qué sol!... ¡Qué polvareda!"
Y la manada corre,
con los cogotes bajos,
con los hocicos babeantes,
sacudiendo el hueso y el cuero,
en un tropel de trueno...
–"¡Buena boyada!..."

–"¡Galopa, Joaquín,
que el ganado se dispersa
por todo Goiás!
¡Pica la espuela!"
–"¡Qué sol!... ¡Qué polvareda!..."
Papadas flácidas,
lomos arqueados,
sementales brutos,
–"¡Hala, negro mocho, cómo grita feo!..."
–"¡Hala, buey!... ¡Hala, buey!..."

Raspándose unos con otros
montaraces rudos, cornadas dolientes,
ganado salvaje, ganado sin fierro...
–"¡Mira la vaca manchada
embistiendo a los otros!...
¡Zúrrale con la vara, Raimundo!"
–"¡Qué brava tierra!..."
–"¡Qué sol!... ¡Qué polvareda!..."

Paletillas bamboleantes,
abalanzadas,
como el agua de un río...
–"¡Hala, buey!... ¡Hala, buey!..."
Novillos rayados,
terneros ariscos,
enormes cebús,
vacas holandesas,
hedor de corral...
–"¡Corre, Zé Grande, cerca al buey negro
que se desperdigó!..."
–"¡Míralo cómo ataca!...
¡Mira a la bestia acometer la vara!...
¡Agarre bien el palo, mulato!..."
–"¡Hala pa' allá, montaraz!..."
–"¡Es fuete que no se quiebra,
hecho de un palo de ribera,
Señó Coronel!..."
–"¡Buena boyada!..."
El ganado ronda ahora cansado,
y la tronada trota
desde el fondo del suelo...

–"¡¿Ah, João Nanico, por qué canta así?!...
¿Aumentó mucho su ganado?..."
–"El gabarro y la peste lo mató todo..."
–"¿Piensa en la criolla?"
–"Se fue aquel tiempo en que anduve en Bahía,
por el mundo de Dios..."
–"¿Se acuerda, entonces, de su hijo?..."
–"Murió en el desmonte, ya hace un año,
picado por una urutú2...

–"¡¿Entonces, João Nanico,
por qué canta así?!"
–"Ay, patrón, la vida es una boyada,
y la gente canta pa' guiar los bueyes..."
–"Ah, João Nanico, mineiro viejo,
¿quiere venir conmigo pa' el Paracatú?..."
–"¿El ganado es bravo?... ¿El trago es bueno?...
Ay, patroncito, ¡vámonos pues,
vámonos pues pa' el Paracatú!"



1. Cerrados: Nombre que se da a una raza de bovinos común en el estado de Goiás.
2. Urutú: Ofidio muy venenoso de la familia de los crótalos, se le distingue por una mancha en cruz en la cabeza.


Publicar un comentario

Entradas populares